Andreina & David – Finca Najaraya, Madrid, España

Mi primera boda en España, fue todo y más de lo que yo esperaba. Además de la aventura de “cruzar el charco”, que fuera verano y que todo se celebrara al aire libre, me hacía mucha ilusión poder fotografiar a esta pareja tan especial. Y es que no era la primera vez que tenía a la novia frente a mi lente.

Hace más de un año, mientras estaba estudiando en Madrid, Andreina se puso en contacto conmigo, porque estaba interesada en que le hiciera unas fotos a ella con su colección de joyería hecha a mano (@lemonhma).

La verdad es que ese día conectamos taaan bien que sentía que la conocía desde hace mucho. Recuerdo que nos hizo un clima loco y caminamos por todas partes, pero al final del día nos reímos muchísimo y la pasamos genial.

Meses más tarde, ¡me escribió para darme la hermosa noticia de que se casaba! Y que no se imaginaba a más nadie fotografiando ese día. Debo confesar que cuando leí eso, realmente me llegó y le dije que haríamos de todo para hacer eso posible.

De por sí soy fan de las historias de amor y esta es una que valía la pena ser capturada y contada.

Ella es de Venezuela, emprendedora creativa, le encanta bailar (se baila hasta el himno nacional) y es fan de los helados. Él es de España, apasionado por las motos, la buena lectura y las palomitas de maíz. Ambos comparten su gusto por los viajes y la preferencia de universidad, ya que fue ahí donde cruzaron sus caminos por primera vez, para no separarse nunca más.

Después de una pedida romántica de ensueño, con la Torre Eiffel de testigo, Andreina comenzó a planificar hasta el más último detalle y, muchas de las cosas de la boda, las con sus propias manos (¡es súper talentosa!).

Fue una velada hermosa, llena de abrazos, risas y lágrimas, que me tenían muy emocionada detrás de cámaras y ahora quiero compartirles mis momentos favoritos de ese día. Espero que los disfruten tanto como yo disfruté capturándolos detrás de cámaras.