Carolina & Jorge – Hotel Marriot, Panamá

Después de tantos años, uno puede tener una idea de qué tan divertida va a ser la boda, con tan solo ver la emoción desde el arreglo. Este caso no fue la excepción, ya que prácticamente tenían una fiesta desde horas antes a la recepción.

Lo cierto es que Carolina y Jorge habían esperado este día con mucha ilusión y sus invitados de igual manera, pero para llegar a este día, primero hubo un viaje bastante especial.

Meses antes decidieron hacer un Eurotrip, que ya de por sí lo hace bastante romántico. El lugar ideal para Jorge era Praga, en República Checa, que honestamente parece una ciudad sacada de un cuento.

Como Carolina venía un poco triste de dejar a su hermana en Barcelona, nunca sospechó lo que él le tenía preparado al llegar a este destino. No pudo resistirse ante esa pregunta y celebraron con broche de oro en un restaurante de la localidad.

Los preparativos iniciaron y cuidaron hasta el más mínimo detalle, para asegurarse de que todo saliera como lo habían deseado, pero mucho más importante aún: para poder disfrutarlo al máximo.

Estaba tan buena la rumba que daban ganas de dejar la cámara de lado y ponerse a bailar también, sobretodo con el abuelo que se destacó en la pista. Las expresiones de alegría abundaban en cada toma, por lo que nos fuimos felices con los resultados.

Carolina y Jorge, les deseo una vida llena de felicidad y que recuerden este día de la manera tan alegre en que lo vivieron. ¡Que Dios les llene de bendiciones!