Mariadny & Joao – Estufa Real, Lisboa, Portugal

Qué difícil decidir por dónde empezar, cuando hay tanto que contar. Tal vez podría iniciar por lo mucho que me inspira esta pareja, lo hermosa que ha sido su historia o la aventura de celebrar su amor en dos continentes, pero prefiero comenzar con que fueron unas “bodas de película”.

Hace dos años, estaba cubriendo la boda de Vivi y Jordi, quienes son amigos en común de esta pareja. Esa noche me alegré al ver a Mariadny entre las invitadas, ya que nos conocemos desde antes y porque me ha tocado trabajar con ella como wedding planner.

La atracción entre ambos fue inevitable. Mientras que Mariadny le contaba a Vivi que le gustaba Joao y Joao le contaba a Jordi que le gustaba Mariadny, Jordi no dudó en decirles de frente que ambos se atraían y que se presentaran (todo un cupido moderno).

La química fue instantánea y, aunque Joao tenía que regresar a Europa, prácticamente al día siguiente, sabían que querían estar juntos y lucharon por ello desde ese momento.

Poco a poco fuimos viendo cómo Joao venía a visitarla y comenzaba a conocer Panamá de su lado y luego Mariadny viajó hasta Dubai, para poder pasar un tiempo con él. Era inevitable emocionarse por las fotos de cada uno de sus encuentros y el amor tan sincero que se fueron demostrando.

Yo soy de las que piensa que cuando es para ti, lo sabrás en ese momento y no tendrás duda alguna de tus decisiones. Estoy muy segura que Mariadny y Joao piensan bastante parecido.

No pasó mucho tiempo, cuando llegó el momento que varios esperábamos (casi que tenían un fans club detrás de ellos). En una visita a Portugal, Joao le propuso matrimonio a Mariadny y desde entonces empezó la planificación de no una, sino tres ceremonias.

Coordinar una boda civil y dos religiosas, de seguro le dejaron varias historias y anécdotas a esta wedding planner, que le darán para escribir la segunda parte de su libro “Planifica una boda de Película” y es que, si yo tengo cuentos de sobra, no me quiero imaginar ellos dos.

A pesar de que no pude estar presente en las de Panamá, las viví a la distancia como si estuviera presenciando los episodios finales de una telenovela exitosa. Así que se podrán imaginar la emoción cuando me pidieron que cubriera la boda de Portugal, que daría el cierre con broche de oro a sus celebraciones.

Y así fue como viajé hasta Lisboa, para fotografiar los momentos más especiales de este día, mientras me alegraba de trabajar para una pareja y familia tan bonita como la de Mariadny y Joao.

Créanme que valoro muchísimo la oportunidad que me brindan, de permitirme “cruzar el charco” y ser testigos de este momento tan importante como este. Les confieso que no me pude contener y solté una que otra lágrima de la emoción que sentí ese día.¡

Saben perfectamente que les deseo lo mejor del mundo hoy y siempre. ¡Muchísimas felicidades! ¡Que Dios les bendiga!